domingo, 28 de diciembre de 2008

Zuzana Iglesias

Zuzana Iglesias, México DF, Centro Histórico.

De oficio: Barman, de ocio: escritora.

Intereses: perros, coctelería, fotografía, autos viejos y grandes velocidades, rock and roll, literatura; en ese orden.

Finalista del premio de cuento Charles Bukowski convocado por editorial: Anagrama, España 2004, publicada por la misma editorial en Noviembre de ese año.

El Centro Cultural de España en México le otorgó gracias a la edición Niñas de la revista Revés (julio 2007) una vitrina con algunos de sus poemas en la exposición: Revistas culturales alternativas: provocación y ruptura.

Su editor Mario Ballesteros (Ed. Actar, Barcelona) se encuentra editando en este momento su sexta novela, la primera a publicarse: Punks de Postal, que saldrá el próximo año bajo un nuevo sello editorial.

Colaboradora en Revés (Morelia, Francisco Valenzuela) Desfaz (D.F, Juan Cabadas).




Un hombre no patea perros heridos

Es lo que se aprende de un viejo perro tirado, que no va a levantarse jamás.

Un hombre no patea perros heridos

Una mujer sí, una a la que todo le parece insignificante

Esa que hace un gesto de desprecio ante cualquier cosa

Esa que hace sonar los tacones cuando está molesta

Esa que te dice que hubiera preferido casarse con: Luisito

Esa...esa sí patea perros heridos

Y no sabe que les hace un favor

Un perro herido sabe lamer sus heridas

Buscar la obscuridad

Reconfortarse

y olvidarse de las perras malnacidas.

Estrellarme

Estrellarme entre fierros retorcidos en un cadillac rosa 68 oyendo a Morrissey, con una botella estrellada de vodka o gin al lado

Estrellarme en la obscuridad como último sueño

Estrellarme como Dean a toda velocidad

Estrellarme como Lady D escapando de un paparazzi

Estrellarme como una botella en la cabeza de un pendejo

Estrellarme en el cielo como un cohete

Estrellarme camino a la luna, contigo por supuesto

Estrellarme en una avioneta como Valens y Buddy H

Estrellarme contra todo

Menos contra la puta realidad…

Posted by Picasa

No hay comentarios: